Contacto: 93 780 50 66 - 93 780 50 79     Email: info@inverbac.com

Articles in Category: Noticias Destacadas

NUEVO SERVICIO A LAS EMPRESAS LAS AUDITORIAS DE GESTIÓN

AUDITORIAS DE GESTIÓN A LAS EMPRESAS

En Inverbac seguimos avanzando y ponemos a disposición de nuestros clientes un nuevo servicio las Auditorias de Gestión. Estas Auditorias nos permiten detectar, analizar y diagnosticar cualquier anomalía en la gestión de su empresa. Elaboramos presupuestos sin compromiso

NUEVA SECCIÓN INTERNACIONAL

NUEVA SECCIÓN DE COMPRA VENTA DE EMPRESAS INTERNACIONAL

En INVERBAC seguimos creciendo e innovando con el objetivo de poder ampliar las posibilidades de inversión a nuestros clientes y nos complace comunicaros que con el nuevo año estrenamos nuestra sección INTERNACIONAL donde podréis encontrar referencias de rango internacional.

TODO LO QUE DEBE SABER SI ESTÁ PENSANDO EN TRASPASAR SU NEGOCIO

Vender o traspasar una empresa puede ser buena idea tanto para el que quiere dejar la compañía como para el comprador de esta manera la empresa no parará su actividad y su dueño no tendrá que empezar de cero.

TODO LO QUE DEBE SABER SI ESTÁ PENSANDO EN TRASPASAR SU NEGOCIO Estos procesos no siempre son sencillos y desde INVERBAC, recomendamos acudir a un experto que sepa poner en valor su firma, pensar de entre las opciones posibles, cual es la más ventajosa para las dos partes y decidir que va a pasar con la marca, las licencias, los trabajadores o las deudas. Nuestros expertos señalan que “el traspaso ideal es el que se da entre un dueño cansado o desmotivado con su negocio y otra persona con ilusión”, ya que, si el traspaso se produce habiendo incertidumbres sobre la rentabilidad de la empresa, esta operación creará más dudas entre clientes, bancos o inversores pero si el negocio es viable, la operación sin duda puede ser todo un éxito. Además debemos tener en cuenta que, no es lo mismo traspasar el local o traspasar la actividad o vender las participaciones sociales. Las diferencias traen consigo consecuencias no sólo jurídicas si no también tributarias y tener muy presente antes de decidir dejar la compañía en manos de otro empresario lo siguiente: Las deudas: No se transmiten al nuevo propietario automáticamente, hay que pactarlas y el acuerdo debe ser aceptado por aquella persona a la cual la empresa le debe dinero, teniendo en cuenta que de no hacerlo correctamente, el acreedor podrá exigir al dueño anterior que pague la deuda aunque ya no esté en la compañía igual que ocurre con los créditos que tenga pendientes de cobrar, si no hay pacto el nuevo empresario no los asume y no puede exigir que se los paguen. Los trabajadores: El empresario deberá velar para que el cambio no afecte a los derechos y condiciones de los empleados. Las licencias: Es necesaria una serie de licencias y autorizaciones administrativas para que una empresa pueda operar, motivo por el cual, antes de cerrar el traspaso hay que analizar este punto ya que en ocasiones, se concede sobre la base de unas condiciones que no cumple el nuevo propietario. Si no se da esta situación, lo normal, es cederlas con el resto de la compañía para que pueda funcionar. Los impuestos: Si la empresa se transmite como una unidad que puede funcionar por sí misma, la operación no estará sujeta a IVA. Tampoco se paga el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas, “excepto para los bienes inmuebles que sí se ven afectados por el tributo”, puntualizan nuestros expertos. Los cambios en el patrimonio de la compañía tendrán que reflejarse también en el Impuesto de Sociedades. Los errores más comunes: Un error que nuestros expertos señalan frecuente es decidir el precio final en función de la negociación en vez de hacerlo sobre el valor de la empresa, también frecuentemente se tiene una idea estratégica muy clara pero no se suele prestar atención a sus números, es decir, se suele dedicar mas tiempo a negociar pero no se cuenta con un buen gestor. Otra situación delicada que se produce es cuando, después de haber acordado todas las condiciones hay que formalizar un documento, estos momentos suelen ser complicados porque es más fácil que alguien se eche atrás. La confianza. El cambio de propietario no debe ser brusco, el anuncio de traspaso es aconsejable que se haga sin complicaciones y teniendo en cuenta la naturaleza de la compañía, no es lo mismo cuando se valora una tienda de ropa donde prima la figura del empresario, que cuando por ejemplo el negocio es una sala de fiestas, donde la figura del empresario suele pesar menos. La clave es mantener la confianza del banco, los inversores y por su puesto los clientes, así, lo mejor según nuestros expertos es que el nuevo dueño cambie radicalmente la forma de operar, si los bancos o bien los proveedores ven variaciones importantes drásticas pueden “asustarse”. Desde INVERBAC recomendamos ponerse en manos de expertos profesionales que sepan hacer una valoración de su empresa y sepan cuando y como venderla.

NUEVA TARIFA PLANA DE VALORACION DE SU EMPRESA PARA PYMES

Cuándo se necesita una valoración?

NUEVA TARIFA PLANA DE VALORACION DE SU EMPRESA PARA PYMES

La mayoría de empresas necesitan una valoración en el momento en el que deciden vender su empresa, pese a que pueden haber otros motivos como pueden ser la fusión de la compañía, transmisiones, reestructuraciones,  creación de una nueva linea de negocio,  análisis del patrimonio o  disputas entre socios  son algunos de los casos más comunes.

En INVERBAC, seguimos avanzando y  lanzamos una tarifa plana pensada para PYMES valoramos su empresa o alguna de su interés por un "precio especial" de 475 € (más iva), de una forma rápida, sencilla y sin tener que hacer una gran inversión, nuestro equipo de analistas pone a disposición de nuestros clientes el servicio profesional e individualizado de siempre,  bajo la más estricta confidencialidad y  con una trayectoria que nos avala desde hace más de 20 años.

Porqué es necesaria una valoración?

Una valoración de empresa proporciona un valor cuantitativo de mercado de una compañía, teniendo en cuenta una serie de criterios objetivos económicos y sectoriales, indicada preferentemente para operaciones de compraventa de la compañía y lo que un inversor pagaría por ella.