due-dilligence

¿Qué es el Due Diligence?

La compraventa de una empresa o sociedad siempre ha sido motivo de análisis. Con acciones asociadas a un gran nivel de responsabilidad, inteligencia, cautela ya que este tipo de transacciones de compra requieren ciertos requisitos y papeleos antes de completar formalmente la adquisición. Estos procesos están envueltos en complejidad tanto a nivel de la realización de los documentos como en las técnicas aplicadas. Te explicamos más a detalle sobre el Due diligence

 

 ¡Sigue leyendo nuestro post para más información sobre el tema!

En este tipo de operaciones se visualiza dos procedimientos que comúnmente son implementados, el one to one y el procedimiento de subasta privada. Cabe destacar que ambos procesos requieren encaminar su desenvolvimiento a la mano de un “Due diligence”.

Este proceso antes mencionado, el Due diligence colabora no solo en la búsqueda de potenciales eventualidades y establecer los riesgos probables dentro de la operación, sino que también permitirá conocer y establecer temas importantes desglosados en el contrato, como el precio, la responsabilidad temporal y cuantitativa en relación con el vendedor o la cláusula de manifestaciones y también garantías.

Para entender más sobre el tema, te contamos a continuación cómo funciona el proceso y cuáles son las formas de vencer sus desafíos.

¿Qué es el Due diligence?

Este término es concebido en español como diligencia debida, es un concepto implementado en los procesos de investigación, ya sea de una persona o usualmente una entidad empresarial. Esta se incorpora previamente al momento de firma, ya sea un contrato o una ley que contenga un amplio espectro de cautela, vigilancia y responsabilidad. 

La aplicación de este proceso también puede ser aplicado en caso de una obligación legal, pero usualmente es concurrido para casos de investigaciones de medida voluntaria. Para entender un poco mejor su uso, este es implementado en variados procesos industriales, mediante el cual permite a un determinado prospecto de comprador bastante potencial a evaluar y estudiar una empresa en todos sus niveles, incluso sus activos antes de proceder a una adquisición formal.  

 

Importancia de aplicar el Due Diligence 

 

El proceso de Due Diligence corresponde a la misión de llevar a cabo los tipos de investigaciones que influyen directamente con un gran peso en la elección de una decisión beneficiosa, como por ejemplo la compra de una empresa, ya que este proceso permite optimización de buena calidad de la información que se ha obtenido acerca del establecimiento. También esta acción, además de agilizar y proporcionar una información completa y balanceada asegura que se use los datos obtenidos para deliberar sobre un prospecto de decisión final, tomando en cuenta aspectos como costos, riesgos y beneficios.

Es considerada una herramienta primordial y esencial para lograr un proceso de obtención exitosa, ya que promueve al futuro comprador información esencial, englobando las próximas obligaciones, y también el valor correspondiente a los activos de la empresa objetivo, ambos aspectos se pueden cuestionar y generar hipótesis en el momento de un trato adquisitivo.

 

Objetivo del proceso

 

Estas auditorías e investigaciones son desarrolladas por consultores externos, cuyo objetivo es indagar y estudiar con sumo detalle las determinadas zonas de una entidad empresarial, con el fin de comprobar si la misma cumple con el margen de obligaciones estipulados con la diligencia debida, y garantizando que no existe ningún riesgo ni amenaza de índole legal correspondientes a su actividad desarrollada.   

Usualmente este proceso es solicitado cuando existe la existencia de potenciales inversores con grandes intereses comerciales, los cuales acuden a las rondas de inversión previamente a un proceso de compra. El transcurso de tiempo que abarca este tipo de proceso es de 2 a 3 semanas, si solo es la investigación exhaustiva de las condiciones de la empresa en sus distintos ámbitos, pero si se incorpora a eso una operación de venta confirmada y segura, el proceso se puede extender hasta un mes. 

Cabe destacar que antes de la inicialización de este proceso la entidad empresarial deberá llevar a cabo un análisis específico, profundo y minucioso, con el fin de asegurarse de que todo está donde debe y cada espacio de la misma cuenta con una buena funcionalidad y calidad en sus distintos aspectos. 

Este proceso se inicia con una lista de tareas, la cual es diseñada por el personal responsable, cuya lista engloba la información que debe facilitar la empresa para completar el proceso. Usualmente esta lista solicita información acerca de contratos, la propiedad a nivel industrial e intelectual, parte de información privada tanto en el ámbito fiscal y laboral y también el regulatorio y contable. 

Es importante destacar que en caso de que la empresa analizada no posea ninguna de estas exigencias informativas, la misma deberá responder con una explicación detallada del porqué no contiene estos datos y así evitar confusiones y controversias en el resultado final.   

 

Aspectos que debes tomar en cuenta

 

Tener a nuestra disposición una lista de revisión es sumamente importante, nos permitirá los distintos tópicos que serán revisados para llevar un control especializado con respecto a todo lo que se ha hecho y lo que falta por ejecutar. A continuación se mostraran esos aspectos que determinara y harán este proceso más fácil: 

  • Revisar los estados financieros y el balance de la empresa, y los respectivos flujos de la caja anual y trimestral.

 

  • Análisis del margen de venta y ganancias generadas en su actividad, descendientes de los productos correspondientes a la empresa.

 

  • Estudio especializado del inventario general de la empresa, englobando la cantidad existente y el valor que posee el mismo.

 

  • Conocer todo lo que posee la empresa comprendiendo todos los bienes materiales en cada zona del establecimiento, detallando muy bien sus características, basándose en los modelos, año, la cantidad existente y el valor que posee.

 

  • Tener presente el estudio de las operaciones financieras que se hicieron con anterioridad y evaluar los resultados que causaron estas en la entidad empresarial, ya sean positivas o negativas.

 

  • Investigar todas las acciones financieras actuales, tomando en cuenta su desenvolvimiento y ventas, buscando la razón por la cual fueron obtenidas estas proyecciones.

 

  • Solicitar información con respecto a: contenidos fiscales e impuestos, y toda la información de los inversores y accionistas enlazados con la empresa. 

 

Posibles resultados que se pueden obtener de un Due Diligence

 

Con la implementación del Due Diligence, el resultado final puede ser muy variado presentando así distintos posibles escenarios, entre los cuales están:

  • Resultado perfecto; este se determina como el resultado final donde se aprecia que todo el proceso ha salido como se tenía previsto, que toda la información proporcionada por la empresa ha sido veraz y eficaz, creando una estabilidad en la oferta de compra, encaminando este proceso a la adquisición concreta de la empresa.

 

  • Resultado intermedio; este enfatiza que los resultados de los datos proporcionados por la empresa  no son los requeridos y no son los que se esperaban, pero aún el comprador está interesado por adquirir la propiedad adaptando la oferta a una nueva realidad objetiva.

 

  • Resultado ineficaz; es parecido al resultado intermedio, la diferencia es que a partir de los datos proporcionados el comprador desiste totalmente a la idea de adquirir el establecimiento, retirando por completo la oferta inicial.  

 

¡Sigue leyendo más artículos de nuestro blog!